Intel SSDs en PCIe a corto plazo y Optane a medio plazo

650_1200

La evolución de los sistemas de almacenamiento está siendo prodigiosa. Parecíamos anclados en pesados discos duros que no lograban mejorar las prestaciones salvo de forma lenta, y de repente llegaron las unidades SSD que aprovechaban la interfaz SATA. Las cosas han seguido avanzando, y hoy en día la interfaz SATA está más de capa caída que nunca.

Intel es una de las que propone abandonarla próximamente. De hecho su apuesta está clara: las limitaciones técnicas del estándar SATA (máximo de 600 Mbps) han sido sobrepasadas gracias a la aparición de otras interfaces como PCIe, M.2 o U.2, pero atentos porque Intel se guarda un as en la manga para el futuro: su tecnología Optane, más conocida como 3D XPoint.

Los responsables de Intel concedieron hace poco una entrevista a PCWorld en la que pudieron explicar esas apuestas de futuro en el terreno del almacenamiento. Aparte de la muerte anunciada de los discos duros convencionales -los precios por GB ya son casi equivalentes– en Intel creen que muchos usuarios consideran más prioritario la velocidad que la capacidad.

Bill Leszinske, responsable de la división de productos basados en memoria no volátil -y los SSD entran en esa categoría- tenía claro que la migración a unidades PCIe sería mucho más evidente a finales de 2017. De hecho esta es una transición que las grandes empresas han tenido muy en cuenta para mejorar el comportamiento de sus centros de datos de forma crítica.

Optane (a.k.a. 3D XPoint) al ataque

Sin embargo lo interesante es lo que vendrá después. Y eso no será ni más ni menos -en el caso de Intel, claro- que Optane o 3D XPoint, una tecnología que básicamente permite que logremos tasas de transferencia 1.000 veces superiores a las actuales. Para que os hagáis una idea, es algo así como si pudiéramos usar la memoria RAM como un disco duro.

1366_2000

Esa idea no es nueva, claro. Mi viejo Amiga 500 lo hacía a finales de los 80 -bueno, mientras tuvieras encendido el ordenador, claro-, pero aquel concepto no fraguó en otras plataformas hasta ahora, cuando parece que esa idea se ha retomado gracias a las ventajas que ofrece la tecnología NAND actual.

Optane es precisamente una adaptación de esa idea. Es como lograr que tengamos módulos de memoria RAM persistentes, algo que de hecho otros proyectos como las memorias NVDIMMs están tratando de hacer. Sin embargo en Intel creen que esa solución, aunque pueda ser útil para ciertas cargas de trabajo, no es elegante, ya que combina módulos DRAM con módulos NAND que además tienen que estar respaldados por una batería.

En el caso de Optane la aproximación al problema es distinta: la idea es utilizar ranuras DDR4 modificadas, algo que en Intel han logrado hacer a base de mucho trabajo. Entre otras cosas tuvieron que modificar la interfaz eléctrica de esas ranuras, además del controlador, el módulo de memoria o incluso el juego de instrucciones para lograr que en efecto esa memoria fuera persistente y los datos en ella almacenados no desaparecieran después de apagar el ordenador.

No está claro cuando llegarán esas soluciones, pero cuando lo hagan, si como todo parece lo hacen, estaremos ante otro de esos avances que harán que recordemos nuestras actuales unidades SSD y pensemos en ellas como cuando ahora pensamos en aquellos discos de 3,5”. Qué tiempos, ¿verdad? Pues eso.

Vía | Xataka

About Luxor TV

Canal informativo por Televisión Stream y Blog escrito sobre noticias de tecnología, ciencia, cine y algo más.

No comments yet... Be the first to leave a reply!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s