archivo | 3 febrero, 2017

Boston Dynamics y Google cambian patas por ruedas para crear a Handle, su robot más ágil e impresionante

 

Nos había acostumbrado a robots con ‘piernas’ y ‘brazos’, tecnología que replicara ciertos movimientos humanos o animales, pero en los trabajo de Google siempre hay espacio para la sorpresa, y a través de su empresa especializada en robots, Boston Dynamics, nos presentan a uno que en lugar de caminar, lo que hace es rodar.

El robot responde al nombre de Handle y ha sido mostrado a inversores en una presentación privada que ha sido filtrada, como podéis comprobar en el material gráfico que compartimos en la noticia. Dirigida por el fundador de Boston Dynamics, Marc Raibert, no hay mucha más información sobre lo que allí ocurrió.

Los últimos robots de Google se habían caracterizado por moverse con dos o cuatro extremidades, algunos con más soltura que otros, pero del recurso de las ruedas prácticamente nos habíamos olvidado. Pues viendo el vídeo nos damos cuenta que se pueden hacer barbaridades robóticas con ellas: Handle se mantiene de pie sobre ellas, corre que se las pela y salta con demasiada destreza.

1366_2000-2.jpgNo es que el aspecto de las creaciones de Boston Dynamics sea muy amable, normalmente tienen una pinta agresiva con toda esa cacharrería al aire, pero Handle asusta un poco más que sus hermanos, por su velocidad y tamaño. Raibert lo describe como “un robot que induce a la pesadilla”.

Podemos ver a otros robots Google, pero si lo que nos interesa es conocer a Handle nos tenemos que ir al minuto 3:45, a partir de ahí se lo puede ver extendiéndose para ponerse de pie, girar sobre sí mismo, saltar en carrera, o salir a hacer un poco de cuatro por cuatro. Aunque no se ve en el vídeo, nos cuentan que el robot es capaz coger objetos diferentes, de considerable peso.

Estas maravillas de Boston Dynamics pertenecen a Google – ahora Alphablet – desde 2013, pero en marzo de este año se comentó que querían desprenderse de ella, y empresas como Toyota o Amazon estaban encantadas de llegar a un acuerdo. Desde entonces no sabemos nada más.

La familia de robots de Google no es especialmente agradable a la vista, y en el caso de Handle, por su rapidez, es cierto que puede dar algo de miedo tenerlo funcionando al lado
Atlas X3c Lr W 755
Https 2f 2fblueprint Api Production S3 Amazonaws Com 2fuploads 2fcard 2fimage 2f369194 2f55221b89 1294 4049 93d9 3b57f3aa03a6

Vía | Xataka

¿Qué fue de la revolución que nos prometía la realidad virtual?

Llevábamos años esperándola, y parecía que por fin podríamos vivir experiencias alucinantes en todo tipo de mundos virtuales. La llegada de las Oculus Rift y HTC Vive después de años de prometedores prototipos auguraba toda una revolución, pero apenas un año después nos encontramos con un panorama en el que esa promesa se ha difuminado.

Las experiencias de realidad virtual que ofrecen los desarrolladores y fabricantes son interesantes, pero la adopción de este tipo de periféricos ha sido limitada. Ni Facebook (propietaria de Oculus) ni HTC han dado datos sobre unidades vendidas de sus gafas, y el propio Mark Zuckerberg enfriaba los ánimos esta semana y enviaba un mensaje claro: tendremos que tener paciencia con la realidad virtual.

La realidad virtual hace perder dinero

En la reciente conferencia de prensa en la que Facebook presentaba sus resultados, Zuckerberg dedicaba unos instantes a hablar de la apuesta que la empresa hizo por la realidad virtual. “Estamos algo retrasados con respecto a donde querríamos estar” afirmaba el CEO de Facebook.

Oculus1

El éxito de las Oculus Rift se ha resentido entre otras cosas por los retrasos con Oculus Touch, los mandos de control para las manos que acabaron haciendo que la propuesta de las HTC Vive, con sus controladores de serie, fuera más atractiva para quienes buscaban una alternativa más inmersiva.

El creador de Facebook admitía que ese retraso había sido “una decepción” y además añadía un dato singular: las ventas en el segmento de la realidad virtual harán que esta industria (al menos en el caso de Facebook y Oculus) “no obtenga beneficios durante una buena temporada“.

A esta noticia se le suma la reciente sentencia en la demanda de ZeniMax contra Oculus y, por ende, contra Facebook. Tras años de litigios Facebook tendrá que pagar un total de 500 millones de dólares al haber sido acusada culpable de robar secretos comerciales a ZeniMax. Un varapalo importante a nivel económico que no obstante no tendrá impacto para los responsables de Oculus, que han afirmado que “nuestro compromiso con el éxito a largo plazo de la realidad virtual se mantiene intacto“.

Demasiadas esperanzas depositadas en la RV

Todo parecía pintar estupendamente para este segmento, y las noticias no hacían más que añadir expectativas a un segmento que creaba ese inevitable efecto “wow” cuando los usuarios experimentaban con estas gafas las primeras veces.

La compra de Oculus por parte de Facebook hizo que la realidad virtual cobrara aún más relevancia, como también lo hizo el hecho de que empresas como Samsung apostaran también fuerte por este segmento con unas gafas de realidad virtual (las Gear VR) que fueron protagonistas durante la presentación del pasado Samsung Galaxy S7.

De repente el mercado era la gran esperanza para un buen número de empresas que como de costumbre nos prometían el oro y el moro. HTC nos sorprendió con unas Vive realmente completas, mientras que Sony se unió al grupo de cabeza con sus PSVR unas gafas que se aprovechaban de las PS4 para hacer algo más accesible.

Muchos retos por superar

Las propuestas de alta gama han luchado con obstáculos importantes para su adopción: los requisitos hardware son importantes y al elevado coste de las gafas se le suma el de la actualización de los equipos para jugar. En el caso de las PSVR de Sony la inversión era menor, pero no por ello desdeñable.

A esos precios se le unía el hecho de que en todas esas opciones es necesario estar conectado físicamente al PC o la consola en la que se basa esa experiencia de realidad virtual. Eso hace que todo sea más incómodo y aparatoso, aunque parece que la próxima generación de gafas de realidad virtual de alta gama —al menos en el caso de las HTC Vive— logrará que la conexión sea inalámbrica.

Eso ha hecho que propuestas mucho más asequibles traten de ganar terreno: las gafas económicas de Samsung fueron la versión “Premium” de las Google Cardboard —hace poco indicaron que habían vendido 5 millones de unidades—, pero los chicos de Mountain View pronto se dieron cuenta de que esto tenía potencial.

Dayd

De ahí salieron las Google DayDream View, una versión más refinada de sus gafas de realidad virtual de cartón que técnicamente aportaban algunas ventajas a la experiencia. Poder usar el móvil para acceder a contenidos y juegos de realidad virtual y facilitar el acceso a estas experiencias es la gran apuesta de estas alternativas.

Ninguno de esos intentos ha servido para impulsar de forma definitiva un mercado que ahora se enfrenta a un interrogante. Sin de momento juegos o contenidos que se hayan convertido en referentes en el segmento, la realidad virtual parece haberse quedado en un impasse de espera que aún no está claro cómo se resolverá. Habrá que acudir al consejo de Zuckerberg: paciencia.

Vía | Xataka

‘Ghost in the shell: El alma de la máquina’: tenemos nuevo teaser y nuevo póster

El pasado mes de noviembre nos sorprendía su primer trailer, que ya nos dejaba ver parte de la historia y del reparto. Hoy nos llega otro teaser y un nuevo póster de ‘Ghost in the shell’.

Si viste aquel primer trailer puede que recuerdes las imágenes, en las que se aprecian tanto los efectos especiales como la lograda ambientación que respetaba la estética del manga. En el nuevo vídeo vemos una vez más a Scarlett Johansson en el paper de la Mayor Motoko Kusanagi mientras de fondo se repite una de las frases que se nos quedaba en el trailer: “No te salvaron la vida, te la robaron”.

Ya quedan “sólo” dos meses

A modo de recordatorio, ‘Ghost in the shell’ se basa en la serie manga del mismo nombre escrita e ilustrada por Masamune Shirow (de Kodansha Comics). La historia es la del personaje de Scarlett, la Mayor, que es un cíborg femenino único en su especie que dirige un grupo operativo de élite llamado Sección 9, la cual intenta frenar a un adversario cuya misión consiste en anular los avances en el área de la ciber-tecnología de Hanka Robotic.

Poster

Como ya dijimos, además de Johansson el elenco de actores se compone por akeshi Kitano, Juliette Binoche, Michael Pitt, Michael Wincott, Pilou Asbaek, Rila Fukushima, Chin Han y Kaori Momoi. Dirigida por Rupert Sanders y producida por Avi Arad (‘The Amazing Spiderman 1 & 2’, ‘Iron Man’), Ari Arad (‘Ghost Rider: Espíritu de Venganza’) y Steven Paul (‘Ghost Rider: Espíritu de Venganza’), se estrena el próximo 31 de marzo de 2017. El título oficial será ‘Ghost in the Shell: El alma de la máquina’ en España, mientras que en México y Latinoamérica llegará como ‘Ghost in the Shell: Vigilante del futuro’.

Vía | Xataka

Lo nuevo de Elon Musk y los de Future of Life: 23 principios para que la inteligencia artificial no se nos vuelva en contra

Hace un tiempo hablamos de Future of Life, una asociación cuya misión es lograr que haya un desarrollo responsable de la inteligencia artificial, mostrando su preocupación por el camino que su investigación pueda tomar. En su momento ya publicaron una carta abierta de recomendaciones y ahora han establecido 23 principios a seguir en el desarrollo de inteligencia artificialpara ir por el buen camino.

Entre sus miembros siguen estando como personajes destacados dentro del mundo de la tecnología y la ciencia Elon Musk y Stephen Hawking, cuyos nombres figuran al final de esta declaración junto a los otros muchos ingenieros y demás expertos en el sector. Aunque de nuevo se trata de una comunicación que establece este comité y esto no es representativo de las comunidades científica y de ingeniería en su totalidad.

Control de fondos, valores y ética para evitar la revolución robot

¿Qué es lo que indican estos principios de actuación? A grades rasgos son instrucciones básicas como el que cualquier desarrollo ha de ser compatible con la diversidad cultural y otros valores humanos (principio 11), así como establecer que se deberá evitar entrar en una competición de armas letales basadas en AI (principio 18). La lista total se divide en tres apartados: “Asuntos de investigación”, “Ética y valores” y “Asuntos a largo plazo”.

Asuntos de investigación

  1. La meta de la investigación: el objetivo de la investigación de la AI debería ser crear inteligencia beneficiosa, y no inteligencia que no pueda dirigirse.
  2. Fondos para la investigación: las inversiones en AI deberán acompañarse de fondos para una investigación que asegure su uso beneficioso, incluyendo asuntos controvertidos sobre ciencias de la computación, economía, legislación, ética y estudios sociales como: a) ¿Cómo podemos hacer futuros sistemas de AI suficientemente fuertes para que hagan lo que queremos sin funcionar mal o ser hackeados? b) ¿Cómo podemos aumentar nuestra prosperidad en automatización manteniendo los recursos humanos? c) ¿Cómo podemos actualizar nuestros sistemas legales para ser más justos y eficientes, mantener el ritmo con la AI y gestionar los riegos asociados? d) ¿Qué valores debemos asignar a la AI y qué estatus legal y ético debe tener?
  3. Conexión con la ciencia y la política: debería haber un intercambio sano y constructivo entre investigadores de AI y legisladores.
  4. Cultura de la investigación: se debería fomentar una cultura de cooperación, confianza y transparencia entre los investigadores y desarrolladores de AI.
  5. Evitar competiciones: los equipos que se encuentren desarrollando sistemas de IA deberían cooperar para evitar procederes incorrectos en los estándares de seguridad.

Ética y valores

  1. Seguridad: los sistemas de AI deberían ser seguros y verificables donde sea aplicable y posible a lo largo de su actividad operativa.
  2. Transparencia en los fallos: si un sistema de IA causa algún daño debería ser posible conocer el motivo.
  3. Transparencia judicial: si un sistema autónomo interviniese en una decisión judicial debería ir acompañada de una explicación satisfactoria auditable por una autoridad humana competente.
  4. Responsabilidad: los diseñadores y desarrolladores de AI avanzadas son responsables de las implicaciones morales de su uso, mal uso y acciones, con la responsabilidad y oportunidad de dar forma a las mismas.
  5. Alineación de valores: los sistemas de AI con un alto nivel de autonomía deberían ser diseñados para que sus objetivos y comportamientos pudiesen alinearse con los valores humanos en toda su actividad.
  6. Valores humanos: los sistemas de AI deberían ser diseñados y construidos para que fuesen compatibles con los ideales de dignidad humana, los derechos, las libertades y la diversidad cultural.
  7. Privacidad personal: la gente debería tener el derecho de acceder, gestionar y controlar los datos que generan, dando a las IA el poder de analizar y utilizar esa información.
  8. Libertad y privacidad: la aplicación de la IA a los datos personales no puede restringir de forma poco razonable la libertad, real o sentida, de las personas.
  9. Beneficio compartido: las tecnologías de IA deberían beneficiar y reforzar a tantas personas como fuese posible.
  10. Prosperidad compartida: la prosperidad económica creada por AI debería compartirse de manera extendida para el beneficio de toda la humanidad.
  11. Control humano: los seres humanos deberían escoger si delegan decisiones y el cómo a los sistemas de AI para alcanzar los objetivos preestablecidos.
  12. No subversión: el poder conferido por el control de sistemas de AI de alto nivel debería respetar y mejorar, antes que subvertir, los procesos sociales y cívicos de los cuales depende la salud de la sociedad.
  13. Carrera armamentística: cualquier carrera armamentística de armas autónomas letales debería ser evitada.

Asuntos a largo plazo

  1. Capacidad de precaución: no existe un consenso, por lo que deberíamos evitar las asunciones en cuanto a los límites de las futuras capacidades de la AI.
  2. Importancia: la AI avanzada podría representar un cambio profundo en la historia de la vida en la Tierra, y debería ser planificada y gestionada con el suficiente cuidado y los recursos pertinentes.
  3. Riesgos: los riesgos que plantean los sistemas de AI, especialmente los catastróficos o existenciales, deben estar sujetos a una planificación y unos esfuerzos de mitigación que equivalgan a su impacto esperado.
  4. Automejora recursiva: los sistemas de AI diseñados para automejorarse o autorreplicarse de forma que llevase a un incremento rápido en su calidad o cantidad deben estar sujetos a unas estrictas normas de control y seguridad.
  5. Bien común: la superinteligencia debería ser desarrollada únicamente en servicio de unos ideales éticos compartidos globalmente y para el beneficio de toda la humanidad más que para un estado u organización.

La declaración es otra de las comunicaciones de Future of Life que, si bien se trata de una asociación que cuenta con pesos pesados en la ciencia y en la tecnología, surge de un debate entre parte de sus miembros (un 90% aproximadamente) y como decíamos no es algo oficial o global. De hecho en la propia web asumen que parte de los mismos están sujetos a distintas interpretaciones.

Musk

¿Son entonces necesarios? Evidentemente para esta asociación sí serán de mucha utilidad para los presentes y futuros desarrollos, y otros personajes importantes también han mostrado anteriormente preocupación sobre hasta dónde puede llegar el desarrollo de IA, como declaró Bill Gates a principios de 2015.

Estoy en el campo que está preocupado por las súper inteligencias. Primero, las máquinas harán muchos trabajos por nosotros y no serán súper inteligentes. Eso debería ser positivo si lo manejamos bien. Sin embargo, unas décadas después, las inteligencias serán suficientemente fuertes para convertirse en una preocupación. Estoy de acuerdo con Elon Musk y con otros en esto y no entiendo por qué algunas personas no están preocupadas.

El debate sobre el futuro a lo Terminator

No obstante, ya vimos que no todos los expertos opinan igual y que hay voces en contra de la creencia de que en el futuro las AI acaben siendo una amenaza para la vida humana. Era el caso de Eric Horvitz, científico responsable del área de investigación en la propia Microsoft, que se mostraba seguro en cuanto a que los sistemas que se desarrollarán estarán controlados incluso en situaciones imprevistas, como declaraba en una entrevista.

Ha habido preocupación en cuanto a que a largo plazo perderemos el control de ciertos tipos de inteligencias. Básicamente no creo que vaya a pasar.

Robot

Otros expertos como Guru Banavar (jefe de investigación de IBM) o el profesor Geoffrey Hinton (el que se considera uno de los promotores del deep learning) también se mostraban con una visión más confiada y optimista alejándose de las ideas de “un futuro a lo Terminator”, como dijeron en BBC. John Underkoffler, CEO de Oblong Industries, y Charles Ortiz, jefe de AI e investigador senior de reconocimiento de voz Nuance, también mostraban opiniones similares a éstos en Venture Beat añadiendo, en el caso de Underkoffler, que aún estábamos algo lejos de la verdadera realidad artificial.

Más recientemente también vimos que desde la Universidad de Stanford iniciaban una serie de estudios sobre el futuro de la inteligencia artificial, ‘One Hundred Year Study on Artificial Intelligence’, publicando el primero y lanzando con él un mensaje según ellos más realista y que nos alejaba de la idea de unos sistemas con AI capaces de poner en peligro nuestros sistemas o incluso nuestra especie.

Vía | Xataka