Archive | 13 febrero, 2017
1366_2000-2

Elon Musk: o los humanos se fusionan con las máquinas, o la inteligencia artificial nos hará irrelevantes

El CEO de Tesla y de Space X, Elon Musk, no suele andarse con chiquitas cuando habla del futuro. Hace ya tiempo que nos viene hablando del potencial de una inteligencia artificial que podría provocar el “día del juicio final”, y una de las formas de evitar esa distopia es según él la de que hombre y máquina se fusionen.

“Creo que con el tiempo probablemente veamos una fusión más y más clara de la inteligencia biológica y la digital”, algo que permitirá al ser humano mantener su relevancia en la era de la inteligencia artificial. O eso, o estaremos condenados, parece apuntar Musk.

La simbiosis hombre-máquina debe producirse según Musk

Para él el problema está en el “ancho de banda, la velocidad de conexión entre tu cerebro y la versión digital de ti mismo”. Mientras que los ordenadores se pueden comunicar a “trillones de bits por segundo”, los seres humanos pueden hacerlo a unos 10 bits por segundo.

Eso hace necesario según Musk “una interfaz con un gran ancho de banda” para poder facilitar la “simbiosis” entre la inteligencia humana y la inteligencia máquina, algo que según este visionario “podría solucionar el problema de control y utilidad [del ser humano]”.

Musk ofreció esa visión en el World Government Summit en Dubai —un evento en el que aprovechó para lanzar los Tesla en los Emiratos Árabes Unidos—, en el que también habló de su preocupación por cómo la IA aplicada por ejemplo a los coches autónomos podría hacer que desaparecieran trabajos. Según su estimación, todos los trabajos dependientes de esta industria se irán transformando en los próximos 20 años, y tras ese periodo entre el 12 y el 15% de la mano de obra global se quedará sin trabajo.

Vía | CNBC

1366_2000-8

SSD contra disco duro: así mejora el rendimiento un portátil de más de 7 años con un SSD de 50 euros

Mejorar el rendimiento de un ordenador, ya sea sobremesa o portátil, de manera directa, sencilla y económica, pasa actualmente por sustituir el disco duro tradicional por una unidad SSD. Al precio que podemos encontrarlas actualmente, es una solución ganadora y que no requiere de un esfuerzo importante ni desembolso destacado. Al menos para la mejora que obtenemos a cambio. Por ejemplo en un portátil con más de siete años y al que hemos dejado como nuevo con ayuda de un SSD de apenas 50 euros.

Ventajas de un SSD frente a un disco duro

Al pensar en cambiar un disco duro clásico por un SSD lo primero que nos viene a la cabeza es la mejora de velocidad que obtendremos. Pero no es la única.

A los tiempos de acceso muy reducidos y transferencias a la máxima velocidad, que nos permiten ejecutar aplicaciones con más rapidez o copiar/mover archivos con más celeridad, hay que sumar que estamos hablando de unidades basadas en memorias flash que no disponen de partes móviles, por lo que son más fiables y resistentes. Esto hace que las caídas de los equipos no supongan un riesgo para los propios datos (si el SSD no resulta dañado, claro).

Sobre la fiabilidad con el tiempo y GB de escritura, como ya comentamos en el análisis del SSD Blue de WD, salvo casos muy concretos, cambiaremos de equipo o unidad antes de que la actual empiece a fallar.

Salvo casos de uso muy concretos, la velocidad, consumo y nulo ruido en funcionamiento ponen a los SSD como la unidad de almacenamiento ideal para tu PC

Los SSD son también discos silenciosos en su funcionamiento, y con un consumo muy reducido respecto a los HDD clásicos, al no requerir movimiento de parte alguna. Con el avance en la capacidad con la que podemos conseguirlos sin que la diferencia de precio sea muy grande respecto a los discos clásicos y una creciente fiabilidad, no hay motivo para no contar con un SSD en nuestro sobremesa o portátil salvo casos muy concretos.

Instalación de un disco SSD

Diferencias de velocidad entre SSD y un disco duro

¿Todavía no has quedado convencido de las ventajas de los SSD en tu sobremesa o portátil? En Xataka hemos estado unas semanas ejecutando juegos, probando programas y realizando tareas habituales con un portátil con unos cuantos años a sus espaldas, tanto con un HDD clásico como unidad principal, como con un SSD.

El resultado es una comparativa en velocidad de ejecución de software y tareas entre un mismo PC con un disco duro clásico o un SSD.

Ssd Speed

Para completar la prueba hemos realizado la misma acción pero con un equipo actual y dedicado al gaming. Así podremos valorar para qué tareas en concreto resulta más beneficioso optar por un SSD tanto en equipos antiguos como en los más actuales.

Equipos de prueba

Para la comparativa entre el funcionamiento de un equipo con años a sus espaldas cuando intercambiamos el HDD por un SSD, “resucitamos” un portátil Acer Aspire 8942G con más de 7 años de antigüedad y al que recientemente hemos realizado un trasplante de un SSD básico de 120 GB (un Sandisk que cuesta solo 50 euros). No necesitábamos una unidad mejor ya que no podríamos sacarle partido por la compatibilidad SATA del portátil.

Si tu PC es antiguo, valora más todavía el precio del SSD porque es probable que con uno muy básico te baste para sacarle partido. Y ojo al consumo respecto a un HDD

Esa nueva unidad sustituye a uno de los dos HDD con los que contaba este equipo. Dejamos uno de los viejos HDD de 320 GB como almacenamiento de datos y apoyo de la unidad SSD donde instalamos el sistema operativo. Por la antigüedad del equipo optamos por instalar para el test una copia de Windows 7, idéntica en ambas unidades para poder ejecutar y realizar pruebas con la misma base software.

Instalando el SSD en el pc de sobremesa

La segunda prueba tiene como protagonista al mismo PC de cabecera que en nuestras últimas pruebas de hardware: el ASUS G11 que cuenta con un equipamiento base conformado por el Intel Core i7 6700 (Skylake) a 3.4 Ghz acompañado de 16 GB de memoria RAM DDR4 2126 Mhz y una gráfica Nvidia GTX980.

Para los test y experiencia con el PC actual instalamos dos imágenes de Windows 10 idénticas, una en un disco duro clásico de 1 TB y otra en un SSD de la misma capacidad. Y nos pusimos a jugar y trabajar.

Los discos duros frente los SSD

La comparativa de velocidad entre los dos discos enfrentados tiene su base en las especificaciones de velocidad de cada uno de ellos. No olvidemos tampoco otros valores importantes a largo plazo como el consumo en funcionamiento.

En el caso del portátil Acer, estos son los dos discos duros enfrentados. El modelo clásico es de 5400 rpm.

DISCO CAPACIDAD MÁX. ESCRITURA MÁX. LECTURA
Toshiba 320 GB
Sandisk 120 GB 445 MB/s 535 MB/s

En cuanto al modelo de sobremesa más actual, la comparativa enfrenta a dos unidades con capacidad de 1 TB. El Toshiba DT01ACA100 a 7200 rpm y con consumo de unos 5 W y el SSD WD Blue recién llegado al mercado con solo 0,7 w.

DISCO CAPACIDAD MÁX. ESCRITURA MÁX. LECTURA
Toshiba 1 TB 150 MB/s 150 MB/s
WD Blue 1 TB 525 MB/s 545 MB/s

Pruebas sintéticas

Tras la instalación de los discos en sus correspondientes lugares y la configuración idéntica de los sistemas operativos y software, lo primero que nos preguntamos fue si habría diferencias de rendimiento con pruebas sintéticas al usar un disco duro clásico o un SSD.

Test sintéticos

Para comprobarlo pasamos en los dos discos una serie de benchmarks habituales ya en nuestras pruebas de componentes hardware. Las pruebas fueron con el test de almacenamiento del PCMark 8, el benchmark Home del mismo programa, así como con el clásico CrystaldiskMark que siempre usamos en las pruebas de rendimiento de los discos duros y SSD que probamos en Xataka.

En el caso del portátil de Acer, la diferencia de puntuación es muy destacada en el caso de CrystalDiskMark, habida cuenta de la calidad y tecnologías de ambos discos.

DISCO PCMARK STORAGE PCMARK8 HOME CRYSTALDISKMARK
HDD 1034 36/42 MB/s
SSD 1231 184/219 MB/s

Si hacemos la misma serie de test en el equipo ASUS más actual, las diferencias no son tan abismales pero sí significativas al menos sobre el papel y con este tipo de software.

UNIDAD PCMARK STORAGE PCMARK 8 HOME CRYSTALDISKMARK
HDD 2431 4705 192/223 MB/s
SSD 4877 4828 496/507 MB/s

Las diferencias ejecutando aplicaciones, jugando o copiando archivos

Los datos que nos ofrecen los programas para medir el rendimiento nos orientan pero no completan la experiencia que queríamos transmitiros con esta prueba. Toca ahora ver en qué situaciones más reales le podemos sacar partido al SSD.

Si nos referimos al portátil Acer, las primeras diferencias ya llegan desde el mismo momento en que tenemos que instalar el sistema operativo. Como hemos indicado la versión escogida es Windows 7, y mientras que cuando realizamos la instalación en el disco duro la operación nos lleva 13 minutos, al repetirla pero usando el SSD como unidad base, la velocidad aumenta considerablemente y pudimos tenerlo todo listo en solo 8 minutos.

El portátil con 7 años de antigüedad pasa de instalar Windows 7 en 13 minutos a hacerlo en solo 8 minutos al usar un SSD

También a la hora de iniciar el sistema operativo hay diferencias. En el caso del portátil de Acer, con Windows 7 en el SSD el equipo estaba listo en 7 segundos, mientras que cuando esa misma acción la realizamos con la partición con disco duro clásico, el tiempo empleado subía hasta los 16 segundos. Solo por esto ya merecería la pena invertir los 50 euros que cuesta la unidad SSD de Sandisk y los 3 minutos que empleamos en cambiar las unidades.

Para las pruebas de rendimiento del disco duro frente al SSD, en el caso del portátil Acer, he seleccionado 5 escenarios diferentes.

  1. Copia de la ISO de un juego con 18 GB de capacidad.
  2. Instalación de software The Gimp
  3. Ejecutar The Gimp abriendo 18 imágenes con un total de 97 MB
  4. Comprimir 18 imágenes con un total de 97 MB
  5. Iniciar la reproducción de un vídeo UHD de 4 GB con VLC

La tabla comparativa de rendimiento del portátil cuando hemos realizado estas acciones desde el SSD o desde el HDD son éstas:

SSD contra HDD en un PC actual para gaming

Ya que estábamos entretenidos realizando pruebas y más pruebas con nuestro portátil renovado con un SSD, decidimos realizar otras cinco pruebas similares pero más exigentes para comprobar la ventaja real que en el día a día con un PC con configuración gaming tiene contar con una unidad SSD para el sistema operativo.

En este caso las cinco pruebas consistieron en:

  1. Copia de la ISO de un juego con 18 GB de capacidad.
  2. Instalación del juego Mafia III
  3. Abrir 48 imágenes RAW (en total 553 MB) con The Gimp
  4. Descomprimir 3 GB con un total de 3000 archivos
  5. Cargar partida guardada en The Division

Además de esas pruebas realizamos otras comparativas como iniciar LoL, con resultados casi idénticos (10 segundos del SSD por 13 segundos del HDD) o abrir The Gimp tal cual (5 segundos con SSD por los 8 segundos que tardó el PC ASUS con un HDD).

Creo que no hay duda de que, en un PC actual, un SSD es casi algo obligado, que si bien no marca las mismas diferencias que en equipos más antiguos, se agradece la mejora por pequeña que sea. Y como has comprobado con nuestras pruebas, en el caso del portátil, no podemos estar más contentos de la mejora experimentada pese a que no es capaz de sacar todo el partido a una unidad SSD como la Sandisk.

Vía | Xataka

dda

Esta aplicación para iOS se asegura de que sólo tu y otra persona podáis ver vídeos en privado

En Applesfera ya hemos visto cómo poder ocultar las fotografías y vídeos que quieras del carrete, pero éstas siguen siendo localizables en un álbum. ¿Qué ocurre si tienes imágenes o vídeos realmente comprometedores, con los que no puedes arriesgarte a que sean vistos por ojos ajenos? Aquí es donde entra una aplicación llamada Rumuki.

Esta utilidad abre los vídeos que tú elijas y los protege con dos claves únicas: una se queda en tu dispositivo y la otra se va al terminal de otra persona. Una vez has protegido el vídeo con las dos claves únicas, éste sólo puede ser visto si los dos dispositivos que tienen cada uno una clave dan el permiso expreso.

O lo sabemos los dos o no lo ve nadie

Rumuki Claves

Es decir, una de las personas no puede ver el vídeo cuando quiera. Sólo puede si la otra persona se entera de que lo quiere ver y le da permiso. Y uno de los que tienen una clave la elimina, ese vídeo queda bloqueado y perdido para siempre. Rumuki no almacena absolutamente nada en sus servidores, sólo actúa como intermediario y autenticador de las claves.

A estas alturas estarás deduciendo a qué tipo de vídeos está orientado Rumuki, ¿verdad? Pues has acertado bastante, aunque algo así puede ser útil en otras aplicaciones. Piensa por ejemplo en los vídeos confidenciales de un juicio o una investigación periodística, o en vídeos a modo de regalo con los que quieres sorprender a alguien enviados con este programa.

Rumuki puede descargarse gratuitamente desde la App Store y está optimizado tanto para iPhone como para iPad.

Vía | AppleSFERA

1366_2000-7

Sonos rescata ‘1984’ para un sorprendente anuncio con aspiraciones a ser viral

El silencio. ¿Hay algo más pertubador que una comida familiar en la que nadie diga absolutamente nada? Este es el gancho que emplea Sonos en una llamativa campaña basada -no muy disimuladamente- en el mítico anuncio ‘1984’ en el que Apple rompe con la monotonía de un futuro apocalíptico dibujado por Orwell.

En este caso, el fabricante de altavoces inalámbricos viene a romper precisamente el silencio, aunque en este caso, en lugar de una maza, lo que se lanza es uno de sus altavoces PLAY. Y el resultado es francamente llamativo.

‘1984’ revisited

Que un anuncio cobre tintes melodramáticos y rompa moldes es un arma de doble filo en el mundo de la tecnología, y solo grandes marcas como Apple se han aventurado en estas aguas. Por este motivo sorprende el arrojo de Sonos al montar una trama en la que sus altavoces devuelven a la vida a hogares sumidos en el silencio y la tristeza.

El spot arranca con la estampa de unos hogares vistos desde fuera en los que el silencio resulta tan espeso que se respira un aire deprimente. Sonos rompe con esta agonía inundando las estancias con música. El anuncio quiere ser recordado en el tiempo y tal vez por eso el fabricante lo difundió por primera vez en la gala de los Grammy. Merece la pena verlo, y… atentos a la letra de la canción.

Vía | The Verge | AppleSFERA

1366_2000-1

Ya tenemos el primer tráiler de Carpool Karaoke, serie producida por Apple

Si alguien te dice que Apple no se ha metido en el negocio de las series o películas, ya puedes enseñarle este vídeo que ha aparecido recientemente en el canal de YouTube de la compañía. Se trata del primer tráiler de Carpool Karaoke, serie que deriva del sketch con el mismo nombre de James Corden popularizó en su The Late Late Show.

Apple, recordemos, se hizo con los derechos de ese segmento para explotarlo tras ver que se hizo muy famoso por las redes sociales. Por la serie de vídeos han pasado celebridades como Lady Gaga, Iggy Azalea, Mariah Carey, Stevie Wonder, Selena Gomez, Sia, Madonna, Adele o incluso la ex-primera dama Michelle Obama.

Enriqueciendo la idea del “gag del coche”

En el trailer se ve cómo lo que hasta ahora se ha reducido a unos sketches dentro del coche se amplía. Estrellas como Will Smith se montan en helicópteros o hacen cámaras ocultas. Apple ha querido exprimir al máximo la idea de simplemente charlar con un famoso desde dentro de un coche, como ya hizo Tim Cook en una de sus últimas keynotes.

De momento no sabemos la fecha de estreno de este nuevo Carpool Karaoke. Lo que sí sabemos es que lo hará a través de Apple Music, y que por lo tanto necesitarás ser suscriptor de ese servicio para poder ver la serie. Cruzo dedos para que el estreno sea a nivel mundial y no restringido a unos pocos países, aunque por cuestiones de licencias me da que es precisamente eso lo que va a ocurrir.

Vía | Applesfera 

1366_2000-6

Apple solicita el registro de un nuevo dispositivo NFC, y las dudas siguen aumentando

Hace unas semanas Apple solicitó el registro de un nuevo dispositivo NFC ante la organización FFC de Estados Unidos. Estos días, Apple ha solicitado el registro de un nuevo dispositivo o modelo NFC, pero no hay pistas de qué puede ser.

En este tipo de solicitudes, el solicitante puede pedir un acuerdo de confidencialidad. Esto le concede a Apple el secreto absoluto sobre el dispositivo que ha solicitado registrar. Tan solo se hace público el modelo y las características básicas del mismo. En este caso, un dispositivo con Bluetooth LE y NFC.

Fcc A1845

El rumor más sonado de todos es la posibilidad de que Apple esté registrando un nuevo Apple TV o dispositivo para el hogar. Sin embargo, podríamos estar ante cualquier cosa. Por ejemplo, un dispositivo utilizado en las Apple Store con el cual detectar a los clientes y ofrecerles información mediante un iBeacon. De hecho, si es un dispositivo para uso interno, quizás ni nos enteremos cuando sea público.

A falta de saberlo a ciencia cierta, lo mejor es que apostemos más por un accesorio o dispositivo de uso interno que por un producto dedicado al usuario final. Veremos si en los próximos meses Apple solicita más productos similares que nos den más pistas sobre su futuro.

Vía | MacRumors

1366_2000

Ecos del pasado: los bancos australianos reenfocan su estrategia contra Apple Pay

Nuevo episodio en la guerra contra Apple Pay por parte de algunos bancos australianos. Las entidades financieras han abandonado su argumento inicial en el que avisaban del peligro para la libre competencia de la entrada de Apple Pay. En esta primera fase, apoyaban su caso esgrimiendo que la comisión cobrada por Apple por cada transacción con Apple Pay (un 0,15%) era demasiado elevada.

Ahora, una vez que la comisión de competencia de Australia rechazó esa línea de ataque, los bancos que se oponen a Apple Pay quieren que Apple abra el acceso al chip NFC de sus dispositivos (Apple Watch y iPhone). Una demanda que ya hicieron al principio pero que acaba de convertirse en el argumento principal de los bancos.

“No hay competencia real en los pagos móviles”

Según informaba AppleInsider ayer, Commonwealth Bank of Australia, National Australia Bank, Bendigo and Adelaide Bank y el Westpac Banking Corp han redireccionado sus esfuerzos para entorpecer la plataforma de pagos móviles de Apple para poder hacer uso libre del chip NFC. Según el portavoz del colectivo de bancos, Lance Blockley:

Un acceso libre a la función NFC, como ocurre en el sistema operativo móvil Android más popular y ampliamente utilizado, no es solo importante para los participantes y pagos móviles, sino también para un rango amplio de funciones que utilizan el NFC a lo largo de numerosos sectores y usos. Esto tiene implicaciones globales en el uso de NFC en smartphones.Los participantes esperan poder ofrecer Apple Pay a sus clientes al mismo tiempo que tienen acceso a la función NFC. Cualquier retraso o impedimento será el resultado de la negativa de Apple a negociar.

kantar

Se trata de unas declaraciones un tanto contradictorias, ya que estos mismos bancos afirman que “no hay competencia real” en los pagos móviles y al mismo tiempo mencionan a Android como ejemplo a imitar. ¿Cómo es posible que no haya competencia en pagos móviles cuando Android tiene más de un 52% de la cuota de mercado en Australia (iOS tendría un 45%), según los datos de Kantar para diciembre de 2016? Precisamente cuando Android, tal y como dicen, es abierto y con acceso pleno al chip NFC.

¿Quiénes son los bancos australianos y por qué se oponen a Apple Pay?

bancos australia

En la imagen superior puede verse el ranking de los cuatro bancos más importantes de Australia, basados en el tamaño de sus activos en dólares australianos. Aquí faltaría uno de los bancos demandantes, el Bendigo and Adelaide Bank, cuyos activos ascienden a 65.700 millones de dólares, muy por detrás del Westpac.

Y también aparece el Australia and New Zealand Banking Group (ANZ), el único banco nacional de gran tamaño en adoptar Apple Pay en verano del año pasado. Además del ANZ y la ya tradicional American Express, ING Direct y Macquarie se subieron al tren de pagos de Apple hace unos días.

Tarjetas
APPLE NO ESTÁ DISPUESTA A COMPROMETER LA SEGURIDAD DE SU SISTEMA DE PAGOS MÓVILES OTORGANDO ACCESO A TERCEROS A SU CHIP NFC

Las entidades financieras quieren tener acceso al NFC del iPhone para que sus plataformas de pagos móviles tengan un acceso sencillo de cara al usuario. En la actualidad, Apple Pay se activa con tan solo acercar un iPhone compatible a un terminal punto de venta (TPV) o presionando dos veces el botón lateral del Apple Watch. La confirmación del pago en el caso del iPhone se hace mediante Touch ID

En contraste, para poder acceder a una app de pago de un banco, el usuario debe desbloquear el terminal, buscar la app de su banco, abrirla, buscar la opción de pago y pagar. Un proceso mucho más laborioso en una situación en la que prima la velocidad y comodidad. Su deseo por tener acceso libre al chip NFC de Apple es evidente, aunque como ya dijo la compañía el año pasado:

Apple mantiene medidas de seguridad muy altas para sus clientes cuando utilizan dispositivos Apple para realizar pagos. Proporcionar acceso simple a la antena NFC a las apps de los bancos disminuiría de manera fundamental ese alto nivel de seguridad que Apple busca mantener en sus dispositivos.Por desgracia, y basándose en su limitada comprensión del sistema, los bancos perciben a Apple Pay como una amenaza competitiva. Estos bancos quieren mantener el control completo de sus clientes. Esta solicitud es tan solo una nueva táctica empleada por estos bancos para machacar la entrada de Apple en el mercado australiano. De ser concedida, la petición dañaría a los consumidores, llevando a menos competencia y menos innovación.

La seguridad de Apple y sus dispositivos es muy elevada, pero no es perfecta. Añadir una variable externa que además está fuera del control de la compañía es impensable en algo tan crítico como los pagos móviles. Sin olvidarnos de la información personal que Apple Pay hace anónima durante la transacción. En un mundo en el que los gobiernos aspiran a controlar aún más la información sobre sus ciudadanos, la negativa de Apple es aún más comprensible.

Déjà vu: Apple Pay y la exclusividad inicial del iPhone

Watch

La situación actual que vivimos con la expansión mundial de Apple Pay tiene ecos del pasado. Cuando Apple lanzó el iPhone en el 2007, lo hizo de manera exclusiva con un único operador de telefonía en cada país. Esto fue así durante los primeros años. En España, esa exclusividad la tuvo Movistar desde 2008 hasta 2010, año en el que se sumaron Vodafone y Orange.

Apple utilizó esta estrategia para asegurarse presupuesto de promoción en cada país al mismo tiempo que debilitaba el poder de negociación de las operadoras más reticentes. Hasta 2007, eran ellas quienes dictaban a los fabricantes qué teléfonos debían crear, con qué características, qué servicios venían preinstalados y dónde colocarían los logos de la operadora.

El iPhone cambió esto por completo, dándole el poder de negociación a Apple gracias a que el iPhone era un terminal muy deseado por los clientes más valiosos de las operadoras. Varias operadoras denunciaron estos acuerdos de exclusividad ante los tribunales de sus respectivos países. Aunque al final, fue Apple quien acabó con estos contratos exclusivos.

Ticket
LA SITUACIÓN DE APPLE PAY Y LOS BANCOS RETICENTES RECUERDA A CUANDO LA COMPAÑÍA LANZÓ EL IPHONE EN 2007

El caso de Apple Pay es similar aunque con unas diferencias fundamentales. Apple Pay no es exclusivo de ningún banco, ya que pueden unirse los que así lo desean. Sin embargo, esta apertura no es del todo bienvenida en los casos australiano y español. Para vencer estas reticencias, Apple se ha aliado con dos entidades clave: ANZ y Banco Santander (además de Amex, Ticket Restaurant y Carrefour Pass).

El riesgo que corren el resto de entidades financieras es el mismo que el de las operadoras móviles en 2007: perder a los clientes más valiosos. En este caso, una fracción muy interesante de los clientes más susceptibles de abrazar una plataforma de pagos móviles. Las “portabilidades” bancarias son más difíciles (cambiar de banco cuando tienes una hipoteca no es sencillo), pero probablemente se estén dando cambios de clientes jóvenes con pocas obligaciones bancarias. Clientes que en el futuro contratarán más productos bancarios en el futuro (otra vez, hipotecas).

Según la responsable mundial de Apple Pay, Jennifer Bailey, los australianos están utilizando Apple Pay más que en ningún otro país. Veremos cómo impacta el órdago que han lanzado ANZ y Banco Santander al mercado y cómo se desenvuelve el affaire Apple Pay en ambos países. Pero todo apunta a un resultado previsible. Al igual que sucedió con el iPhone, todo lo que tiene que hacer Apple es esperar.

Vía | AppleSFERA

1366_2000-5

Entrar en EE.UU. se pone cada vez más difícil: podrías tener que desvelar tus contraseñas online

La administración Trump está llevando a cabo una serie de cambios notables en el control de las aduanas estadounidenses, y al polémico veto que se anunció hace unos días se le ha sumado ahora una propuesta que podría obligar a los viajeros procedentes de los países vetados a desvelar las contraseñas de los servicios online que utilizan para que los cuerpos de seguridad comprobasen si hay algo sospechoso o no en ellas.

La medida plantea un nuevo ataque frontal a la privacidad de los usuarios, y de hecho los primeros efectos de las nuevas políticas de control de aduanas están dejándose ver: un ingeniero de la NASA llamado Sidd Bikkannavar, nacido en Estados Unidos, fue retenido y su móvil (cedido por la propia NASA) confiscado… solo por su nombre, de procedencia india. Esos procedimientos no son nuevos en realidad, pero el problema parece que se está agravando para muchos de los turistas y profesionales que viajan a los Estados Unidos, pero también para los ciudadanos de ese país.

Antes de viajar a EE.UU., mejor deja el teléfono y el portátil en casa

Como indicaban en Wired, lo mejor que uno puede hacer en esos casos —da igual que seas o no ciudadano de los EE.UU.— es utilizar “dispositivos desechables”. Teléfonos y portátiles de batalla en los que no tengas tus cuentas sincronizadas o en los que operes de forma limitada, y que podrás formatear e incluso destruir para que en caso de un control los cuerpos de seguridad no encuentren información alguna.

Customs

Esos procedimientos que un experto en seguridad aplicaba al viajar a Rusia o China podrían comenzar ahora a aplicarse también al viajar a Estados Unidos, donde los controles de seguridad están pasando a un nivel paranoico. Tras la orden ejecutiva anunciada por Trump se ha producido un aumento claro de casos en los que personas que simplemente tenían nombres o apellidos de origen musulmán eran retenidas.

Esas personas, afirma Nathan Wessler, de la American Civil Liberties Union (ACLU), han visto cómo los agentes de aduanas también piden cada vez más datos privados, como las contraseñas o números PIN que protegen el acceso a sus dispositivos e incluso las contrseñas para sus cuentas en redes sociales, algo que parece poco razonable por ambas partes: podemos tener diversas cuentas en un mismo servicio y dar la contraseña solo de aquellas “inofensivas”, por decirlo de algún modo. La medida parece no solo exagerada, sino difícilmente efectiva. Wessler es claro:

Si esto sigue adelante, [los Estados Unidos] nos arriesgamos a causar estragos con el turismo y los viajes de negocios a los EE.UU. ¿Qué viajero va a querer poner al descubierto cada detalle íntimo de su hitorial en redes sociales, exponiendo información de años de su vida?

Aduanas como excusa para violar nuestra privacidad

Como señalan los expertos, las aduanas estadounidenses han sido consideradas durante mucho tiempo una singular forma de violar la Cuarta Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, según la cual se garantiza la seguridad de las personas “contra registros y detenciones arbitrarias, será inviolable, y no deben exigirse garantías, sino por una causa probable, apoyada en un Juramento o afirmación y describiendo particularmente el lugar que deba ser registrado y la persona o las cosas que deben confiscarse“.

BikkSidd Bikkannavar, en una prueba con coches solares. Fuente: PrincipiaAlumni.org

Los casos en los que esos registros se han utilizado de forma discutible son numerosos, y por ejemplo son famosos los casos de Laura Poitras, que hizo el documental “Citizen Four” sobre Edward Snowden, o de Moxie Marlinspike, investigador de seguridad y co-autor del protocolo Signal.

Este fin de semana conocimos otro caso singular, no obstante: el de un científico de la NASA llamado Sidd Bikkannavar que trabaja en el JPL (Jet Propulsion Laboratory) y que realizó un viaje a la Patagonia en Chile el 15 de enero para un evento de coches solares, justo antes de la toma de poder de Trump. Al volver de su viaje el 30 de enero se encontró con los nuevos controles aduaneros, como cuentan en The Verge.

Los responsables de aduanas le metieron en una habitación aparte para registrar su equipaje y sus dispositivos. En concreto su teléfono móvil, del que le pidieron el PIN, un dato que se resistió a dar explicando que el móvil no era suyo, sino de la NASA, y que de hecho estaba claramente indicado con una pegatina identificadora que revelaba que el móvil podía contener información sensible.

this is from an IRL friend of mine. this is NOT my america. EVER. Siid is a US Citizen. @CustomsBorder u say “Welcome Home”

Eso no importó a estos agentes de seguridad, que insistieron hasta que este ingeniero accedió a dar el PIN. No supo qué habían hecho con el móvil cuando se lo devolvieron media hora después, pero lo apagó inmediatamente y lo llevó a los expertos del JPL para explicarles el caso. Se quedaron con el móvil sorprendidos y enfadados por el suceso, y le dieron uno nuevo, totalmente “limpio”.

Lo curioso del caso es que Bikkannavar nació en Estados Unidos, pero además estaba inscrito en un programa llamado Global Entry que sirve para que ciertas personas que ya han sido registradas y “validadas” en el sistema de aduanas tras sus viajes no tengan que pasar por tantos controles. Un amigo de Bikkannavar que contaba su caso protestaba por el suceso en un tuit con miles de retuits y “me gusta”.

¿Cómo protegernos de estos registros y esta invasión de nuestra privacidad?

Los expertos en seguridad que han alertado de estos peligros desde hace tiempo también han propuesto métodos para proteger nuestros datos ante posibles registros aduaneros no ya en Estados Unidos, sino en cualquier país en el que podamos estar sometidos a este tipo de procesos.

Cifrar

Uno de los métodos más populares es el de cifrar o encriptar los datos de nuestros dispositivos, algo que cuidado, solo será efectivo si cuando vamos a pasar por aduanas tenemos el teléfono o el portátil apagado: eso obliga a que para el registro sea necesaria introducir un PIN o contraseña de seguridad, y no solo con por ejemplo la huella digital que a menudo tenemos que dar de todos modos cuando pasamos por el control aduanero.

También es importante mantener nuestras contraseñas protegidas y no darlas a los cuerpos de seguridad. Nathan Wessler, de la ACLU, explicaba que los ciudadanos de Estados Unidos pueden no dar esas contraseñas y aún así no podrían ser deportados. Puede que retengan tus dispositivos, pero tú acabarás volviendo a casa (tras cierto tiempo pasando un verdadero mal rato, desde luego). Para ciudadanos no estadounidenses la cosa es más delicada, así que quizás deberías seguir otros consejos.

Por ejemplo, el de avisar a alguien de que vas a pasar por aduanas, y que si no llamas en cierto tiempo es que te han retenido. Uno de los consejos más interesantes es, como decíamos al principio del artículo, el de viajar con dispositivos auxiliares, no con los nuestros principales. Llevar un portátil y un teléfono recién formateados para el viaje y que hayamos limpiado antes de viajar, sincronizando los datos con la nube o con otros métodos si es necesario.

Más rebuscado es el método que ofrece el experto en informática forense Jonathan Zdziarski, que aconseja que activemos la verificación en dos pasos para todos los servicios online que podamos, y que al entrar en el país nos deshagamos de la tarjeta SIM de nuestro teléfono para que los agentes de aduanas no puedan entrar a la cuenta porque ni nosotros podremos a no tener la SIM. Podremos enviar esa SIM por correo o bien pedir un duplicado al llegar a casa.

El problema con estos métodos, afirma la profesora de leyes Eleizabeth Joh, es que aunque efectivamente protegen nuestra privacidad también nos hacen “más sospechosos” a ojos de los agentes aduaneros. La decisión es tuya, pero lo cierto es que las ya de por sí molestas aduanas estadounidenses están llevando estos controles a otro nivel, y eso está causando una nueva polémica.

Vía | Xataka | AppleSFERA

1366_2000-4

GENERAL Más pistas del próximo iPhone: Apple se une al Wireless Power Consortium

Es oficial, Apple se une al Wireless Power Consortium, el organismo encargado de crear y promover en el mercado la tecnología Qi, tecnología utilizada por la mayoría de dispositivos con carga inalámbrica. Esto, inevitablemente nos lleva a pensar en un futuro iPhone con carga inalámbrica.

Actualmente hay un total de 213 miembros en el Wireless Power Consortium, Apple figura en esta lista desde ahora. El protocolo Qi es utilizado por más de 200 empresas en más de mil productos, pero Apple por ahora no tiene ninguno de esos productos registrados. Y sí, el Apple Watch utiliza carga inalámbrica, pero el protocolo que utiliza es una versión de Qi que no es compatible con el resto de cargadores y dispositivos Qi.

iPhone

¿Cómo funciona exactamente el protocolo Qi? Ofrece dos opciones básicamente, una de ellas en las que la placa del dispositivo debe estar pegada a la placa del cargador para que se realice la carga mediante inducción y otra mediante resonancia que elimina el contacto y permite una distancia de hasta 45 mm.

La semana pasada se rumoreó la posibilidad de que los tres iPhone que lance Apple en septiembre vengan con carga inalámbrica. El factor determinante será ver qué protocolo utiliza exactamente esta carga. Apple ha defendido en más de una ocasión que la carga inalámbrica actual por inducción no tiene mucho sentido pues no aporta un valor extra en contraposición del cargador. Así que o Apple consigue una carga inalámbrica real a distancia o el argumento principal será la eliminación del puerto Lightning del iPhone.

Vía | The Verge | AppleSFERA

iphone-8-mockup

160 millones de paneles OLED tendrá que fabricar Samsung Display para el próximo iPhone según fuentes coreanas

Según indica The Korea Herald, Apple acaba de firmar un acuerdo con Samsung Display para fabricar hasta un total de 160 millones de paneles OLED. En realidad, el acuerdo se hizo el año pasado, en él Samsung Display se comprometía a fabricar 100 millones de paneles OLED, pero parece ser que Apple está optimista y ha pedido 60 millones más de paneles para el próximo iPhone.

Teniendo en cuenta que Apple vende alrededor de 200 millones de unidades de iPhone al año, se espera que Samsung Display fabrique el 80% de los paneles que necesita la empresa de Cupertino. El otro 20% posiblemente se le encargue a Sharp u otro proveedor de Apple. ¿Por qué un tanto por ciento tan alto para Samsung Display? Porque actualmente son el mayor fabricante de paneles OLED del mundo, representando el 95% del mercado.

¿OLED para los tres modelos?

iPhone

Teniendo en cuenta este aumento de demanda de paneles OLED, todo nos hace pensar que Apple ha decidido apostar por el OLED para sus tres modelos de iPhone y no solamente para el supuesto iPhone premium que van a lanzar. Esta noticia se une a la que conocíamos la semana pasada en la que se apostaba por al carga inalámbrica para los tres modelos y no solamente para el modelo premium.

¿Qué tendrá de especial el iPhone del décimo aniversario en este caso? Todo parece indicar que un diseño exclusivo y materiales diferentes al aluminio. Un iPhone con los bordes redondeados, sin marcos apenas y un panel trasero de cristal. Veremos si además de eso existen novedades en la cámara para diferenciarlo un poco más de los otros dos modelos.

Vía | The Korea Herald

1366_2000-3

Más batería para el próximo iPhone: se espera la capacidad del modelo Plus para el modelo de 4,7 pulgadas

Ming-Chi Kuo vuelve a darnos más pistas sobre el próximo iPhone de Apple que se lanzará en septiembre de este mismo año. Y es que según KGI Securities, Apple planea aumentar el espacio que se le concede a la batería dentro del iPhone. Con esto, aumenta la autonomía del mismo.

Debido a que actualmente es difícil mejorar la potencia de la batería (por falta de tecnología), lo único que pueden hacer las compañías es aumentar el tamaño de la batería. De ahí que a Apple siempre se le haya criticado por reducir el grosor en vez de aumentarlo para introducir más batería. ¿Cuál es la solución de Apple? Aumentar el tamaño sin aumentar el grosor.

Kgi Iphone Stacked Logic Board

En el iPhone actual la disposición de la batería y el resto de componentes es rectangular, ocupando más del 60% del espacio tan solo la batería, dejando a un lado los componentes del teléfono restantes. Para el iPhone del décimo aniversario se espera una disposición diferente, con la batería haciendo una forma de L y dejando menos espacio para el resto de componentes, que se espera que Apple pueda reducir en tamaño. Con esto, Apple podría conseguir una capacidad similar a la del iPhone 7 Plus pero en un modelo pequeño de 4,7 pulgadas.

A este aumento de batería también le tenemos que sumar un factor y ventaja importante de los paneles OLED: son mucho más eficientes que los paneles LCD. La diferencia reside en que el panel OLED apaga los píxeles donde necesita un color negro, mientras que en los paneles LCD los sigue iluminando en una tonalidad oscura. De ahí que por ejemplo el panel OLED pueda mostrar elementos con un fondo negro y prácticamente no consumir energía. En definitiva, mucho más eficiente que un panel LCD.

El iPhone 7 Plus consigue con un uso “normal y regular” un total de dos días de autonomía para muchos usuarios. En mi caso por ejemplo me he olvidado de esa costumbre de cargar el teléfono cada noche. ¿Cuál es el pronóstico para el iPhone que viene? Posiblemente una autonomía de dos días sin problema alguno.

Vía | MacRumors | AppleSFERA